Observatorio Astronómico Nacional de Chile

National Astronomical Observatory of ChileEl Observatorio Astronómico Nacional de Chile (OAN) está situado en el Cerro Calán. Depende del Departamento de Astronomía de la Universidad de Chile. Entre las principales tareas que realiza en la actualidad están la provisión de señales de tiempo y coordenadas geográficas. Además, a través de sus conferencias y cursos dictados durante los más de 150 años de su creación, ha sabido mantener vivo el interés por la astronomía y de esta manera, coadyuvar a que Chile se convierta en una potencia astronómica mundial.

La visión que tuvo el héroe chileno y latinoamericano Bernardo O’Higgins, el cual no solo fue un excelente estratega y luchador, sino también un gran visionario, le hizo redactar un documento en octubre de 1842 desde Lima, cuando ya estaba moribundo, dedicado al presidente chileno Bulnes.

En dicho documento, O’Higgins recuerda que dejará al ejército todos los animales de su hacienda y veinticinco mil pesos, y además aprovecha la misma misiva para solicitar una compensación en dinero por aquellos desembolsos. Luego destina dichos fondos a la instalación de un observatorio astronómico en el Cerro Santa Lucía.

O’Higgins resultó ser visionario y esto se evidencia cuando se observa la actividad astronómica que hoy en día se realiza en Chile y en el papel fundamental que tuvo el Observatorio Astronómico Nacional. Todo ello ha convertido a Chile en uno de los grandes centros mundiales de la astronomía observacional.

La historia del estudio de la astronomía en Chile comenzó en el año 1847 con la llegada del ejército de los Estados Unidos con la misión de realizar algunas mediciones. Años después con la venta al gobierno chileno de los instrumentos utilizados para dicha medición, nace el Observatorio Astronómico Nacional, el cual fue oficialmente inaugurado en 1852.

De esta manera, se crea uno de los primeros observatorios astronómicos en América Latina, el cual publica en revistas internacionales especializadas de Alemania, Estados Unidos de Norteamérica y Reino Unido, más de 30 trabajos científicos durante el siglo XIX.